Conversaciones del Camino: el Camino de Santiago con niños



Written by Wanda

Cada vez más familias con niños eligen el Camino de Santiago como su destino de vacaciones. Buscan pasar tiempo de calidad y reconectar con sus seres queridos en un entorno natural, lleno de historia y cultura.

En este episodio de nuestra serie de charlas, Wanda entrevistó a Jorge Jesús, quien ha estado en el Camino de Santiago más de 4 veces y en una de esas ocasiones con sus hijos.

Abraza el Camino en 2021!


Escapa del encierro y vuelve a conectarte con la naturaleza.

Deja que el Camino te transforme.

Itinerarios flexibles traslado de equipaje icono Traslado de equipaje bed icon Hoteles especialmente seleccionados

Contáctenos
[00:00:00.000] – Wanda

Hola a todos mi nombre es Wanda Cardenes de la empresa Follow the Camino y hoy me encuentro con Jorge Jesus, quién ha estado en el Camino de Santiago más de 4 veces,  en una de esas ocasiones con sus hijos. Hoy nos va a contar más acerca de esta increíble experiencia en el Camino de Santiago.

Muchísimas gracias por acompañarnos Jorge.

[00:00:23.500] – Jorge

Muchas gracias Wanda, es un gusto poder compartir esto con ustedes y contigo.

 

[00:00:28.550] – Wanda

Me gustaria empezar preguntándote:

¿Por qué el Camino de Santiago? ¿Cuál o Cuáles han sido esas motivaciones que te han impulsado hacer el Camino de Santiago más de 4 veces ya?

 

[00:00:41.800] – Jorge

He descubierto en mi vida, que el camino de Santiago ha sido una herramienta de búsqueda, de búsqueda interior, sí, he viajado pues algo en mi vida. He estado en practicamente 30 países y te puedo decir que uno de los viajes más increíbles es el del Camino de Santiago. Porque en realidad ha sido, como mencionaba antes, una herramienta que me ha permitido entrar en esos aspectos de mí en los cuales es necesario parar el tiempo. En las cuales es necesario desnudarse un poco para explorarse a sí mismo.

Entonces, ha sido esa la razón claro siempre con distintos matices porque como has dicho he caminado 4 veces, y siempre pues ha sido distinto porque uno va cambiando, pero al final sigue siendo la misma intención el encuentro con uno mismo.

 

[00:01:47.550] – Wanda

Muy interesante. En comparación con otro tipo de vacaciones

¿Qué consideras que tiene de especial el Camino de Santiago que hace que la gente vaya y luego repita una y otra vez?

 

[00:02:05.500] – Jorge

Yo creo que el Camino tiene la magia de una gran vibración, es una gran vibración que es alimentada por todos los que van sintonizando la intención de búsqueda. Y eso crea como un gran efecto, el Camino de Santiago es, como lo has dicho, un retiro, un retiro pero que cobra dimensiones y matices diferentes porque por un lado es el encuentro con la llamada naturaleza, aunque también nosotros somos naturaleza, pero digamos con ese contacto con los elementos, y al mismo tiempo es el contacto con las personas que en ese momento deciden abrirse también a esos elementos y esa sintonía y ese encuentro de almas con distintas experiencias.

Con distintas historias. Con distintas motivaciones produce un efecto mágico. Siempre he iniciado el Camino, salvo la última vez, pero al menos las tres primeras veces iba buscando algo y terminaba dándome cuenta que lo que encontraba era lo que realmente necesitaba no lo que iba a buscando. Entonces yo creo que siempre es como una gran sorpresa encontrar algo que no te esperas pero que es lo que realmente la vida tiene para ti.

 

[00:03:33.000] – Wanda

Sé que la tercera vez que hiciste el Camino de Santiago fuiste con tu hija y luego regresaste una cuarta vez con todos tus hijos. Cuéntame acerca de experiencia, qué te motivó a compartir esta experiencia tan maravillosa con tus hijos.

 

[00:03:48.600] – Jorge

Bueno, yo creo que ha sido pues la intención de poder compartir las experiencias más valiosas que he tenido en mi propia vida. Siempre he considerado la formación espiritual y poder propiciar ese despertar en la conciencia de mis hijos como uno de mis grandes propósitos como papá, de hecho es uno de mis grandes propósitos en la vida. Entonces, pues con mi hija, con quien siempre tenido un diálogo de estas cuestiones desde que ella es muy pequeñita. De hecho, cuando ella tenía como 5 o 6 años fuimos su madre y yo a hacer par de días del Camino entre Roncesvalles y las siguientes etapas como un símbolo de lo que sería más tarde. Entonces, con ella caminé, cerca de 15 días, la primera vez, y fué la experiencia de compartirle de manera más plena eso que yo estaba sintiendo como lo esencial. Una experiencia que habría de marcarla porque casi 5 años después ella decidió hacerlo con una amiga y yo la encontraría más tarde con mis otros dos hijos. Mis otros dos hijos en su momento de siete y nueve años y pues imagínate, eran pues en la experiencia de esos días, los más pequeños, los peregrinos más pequeños, entonces sin duda una experiencia física muy fuerte pero al mismo tiempo, la oportunidad para compartir con papá esa visión del mundo y esa manera de entender nuestro propio propósito en la vida.

 

[00:05:48.950] – Wanda

Así es, muchos de nuestros clientes hablan acerca de lo beneficioso que es el Camino para estrechar lazos con tus seres queridos, para reconectar.

¿Consideras que esta experiencia con tus hijos ha mejorado tu relación con ellos?

 

[00:06:10.900] – Jorge

Yo he viajado mucho, como te decía, bueno, mucho dentro de mí referencias familiares y cercanas, y pues eso ha significado durante mucho tiempo estar lejos de los niños. Entonces para mí ha sido muy importante que el tiempo que yo pase con ellos sea un tiempo de calidad. Un tiempo de calidad que marque, que se quede para siempre, entonces caminar con ellos durante estos días, pues ha propiciado que profundicemos más en nuestra relación. Nos ha acercado más emocionalmente y también me ha permitido tener esos espacios en los cuales puedo trabajar con ellos aquellas cosas que se les complican.

 

[00:06:59.700] – Jorge

Hemos podido trabajar la oscuridad, la oscuridad de cada uno que está ahí desde que somos niños porque la vamos absorbiendo de papá y de mamá y de todo lo que está alrededor de nosotros, y yo al darme cuenta de estas cuestiones como adulto, Wanda, me he dado cuenta que lo más valioso que yo pueda hacer como papá es ayudar a mis niños a tener herramientas para poder atravesar sus propias oscuridades. Entonces hemos tomado el Camino como una oportunidad para atravesar sus propios momentos difíciles, sus propios momentos de rabia, sus propios momentos de enojo, sus propias tristezas, sus propios miedos, y eso enmarcado en un contexto, donde hay viento, hay lluvia, hay un ya me cansé, hay un ya no quiero. O sea, al final como ocurre en la vida las circunstancias difíciles sean físicas o mentales exponen lo que nos toca todavía por trabajar interiormente.

 

[00:08:04.700] – Wanda

Wao, qué profundo! Y hablando de esos momentos de !ay ya no puedo, estoy cansado!

¿Cómo os preparastéis para hacer el Camino de Santiago, físicamente?

 

[00:08:18.000] – Jorge

Mira te soy honesto, nos preparamos muy poco en realidad. De hecho, pues no es una recomendación que yo tengo que hacer, pero si tengo que confesar que ninguno de las veces que yo he hecho el Camino me ha preparado. De hecho la primera vez que lo hice para mí fue muy difícil los primeros días como para muchos peregrinos por no estar acostumbrado ni siquiera a cargar una mochila.

Pero digamos que con los niños en realidad este último viaje no está previsto que fuera con ellos o con los dos, pensaba yo llevarme a la niña que tiene nueve, o tenía 9 en este momento, Maya, y finalmente, pues el chiquito dijo «tú no me dejas». Entonces quizás el que necesitaba un poquito más de preparación era el pequeño, porque como quiera la niña siempre ha sido muy deportiva y tiene una constitución física bastante bastante apropiada para estas cosas. Pero al final pues los dos resultaron tener una capacidad y fue difícil, es muy difícil, yo creo que es difícil preparar a un niño para una experiencia así, es muy difícil porque para un adulto es difícil, entonces yo creo que hay que estar más bien preparado psicológicamente para poder apoyarlos, para poder ir a su ritmo, para saber detenerse cuando uno debe detenerse incluso descansar, dejar de caminar un día, por ejemplo, cuando haga falta.

Nos preparamos poco Wanda, si sugiero que los papás que quieran caminar con sus hijos hagan caminatas en los parques con sus zapatos deportivos, preferentemente con la mochila también algunos días antes. Yo lo hice un par de días, quizás tres días antes y eso fue un gran riesgo en realidad y hubo momentos en los cuales sí, los niños se bloquearon, osea, dijeron ya no camino. Entonces, pues la grúa psicológica y el apoyo y el amor, en este caso de su papá y su hermana mayor, y entre ellos porque se dieron muchos ánimos también, fue fundamental para para ir adelante en esos momentos difíciles. Pero te digo una cosa esos momentos difíciles llegan igual para los adultos. O sea, lo que pasa es que con un niño es siempre más frágil todo, pero nos preparamos poco, honestamente.

 

[00:11:10.500] – Wanda

Sí, y bueno, tú que ya has tenido la experiencia de ir al Camino de Santiago con tus hijos, qué recomendación le darías a esos padres que le gustaría hacer el Camino, pero que estás lo veo un poco difícil. ¿Lo recomendarías?

 

[00:11:30.300] – Jorge

Claro que sí, por supuesto, es un tiempo de calidad magnífico, es un tiempo que permite a los niños, y además tener la experiencia de conocer a otros peregrinos sobretodo adultos, pero es sumamente formativo, es una experiencia para siempre.

Yo recomendaría, bueno, en el caso de mis hijos que son niños de 7 a 9 años, si recomendaría no pasarse dos semanas, sería una buena recomendación. 10 días es un buen número, pero máximo dos semanas porque puede ser ya difícil para ellos ir más que eso. Yo preferí cortar la experiencia, aunque estaban muy entusiasmados con querer seguir caminando, preferí cortarlo allí y después retomar con ellos un poco más adelante en su edad.

Pero definitivamente lo recomiendo. Para ellos se ha quedado como una de las experiencias más increíbles de su vida. Ahora se acuerdan poco de los momentos difíciles, físicamente. Mira tuvimos una experiencia muy especial con ellos, varias, pero una que se les queda muy marcada, fue un momento en el que estuvimos en un albergue con otros peregrinos y hubo una especie de momento de intenciones y donde cada quien expresaba, fue en Bercianos esto, en el albergue de Bercianos, donde cada quien expresaba lo que sentía, y pues habían muchas personas que expresaban experiencias de dolor, pérdidas de seres queridos y los niños estaban ahí escuchando todo eso y para ellos fue muy bonito poder decirle algo a esas personas, y que las otras personas pudieran sentir la fuerza esos niños, era como, es la magia que te digo, es esa sintonía de vibraciones que produce una gran vibración. Definitivamente lo recomiendo Wanda.

 

[00:13:36.100] – Wanda

Muy bien, y ahora me gustaría saber un poquito más acerca de cuáles fueron esos momentos más memorables de tu experiencia que tú nunca vas a olvidar.

 

[00:13:52.200] – Jorge

Mira yo creo que los amaneceres, de manera general, o sea, ver salir el sol, salir de noche, así en el Camino, y con los niños increíble, con las lámparas, las luciérnagas, eso es increíble. Ver otros peregrinos así de lejos con sus linternas. Esa yo creo que es una experiencia super increíble para cualquier niño interior. Eso lo tengo muy claro, los días en que en que llovía también, y que disfrutaba con ellos esa sensación de mojarse, por ejemplo, sin duda los momentos difíciles en los cuales hubo palabras increíbles, en los cuales, pues, mis hijos manifestaron con palabras o con actitudes enseñanzas para mí para toda la vida, o sea para mí también fue enriquecedor. El amor de estar con ellos, eso yo creo que a lo largo de los días, de atenderlos, de ayudar a bañarlos, de limpiarles, curarles sus pies. Prepararles de comer dormirlos, esa ternura continua hizo que esos 15 días fueran en realidad tres meses.

El tiempo se expande cuando tenemos la capacidad de vivir cada instante. Tu sabes, no? Y, pues cuando yo lo he vivido solo, a ver, muchas experiencias, pero en este momento me acuerdo de una de ellas. Veníamos caminando un chico que ahora es uno de mis mejores amigos que conocí en el Camino, veníamos caminando un ritmo de probablemente 25 a 30 kilómetros diarios caminabamos mucho, ese día nos encontramos con Alan. Alan, una persona de probablemente 80 años que venía caminando a un paso lento, lento, y cuando nos acercamos a hablar con él pensando que, pues, que llevaba caminando unos días, nos dijo que llevaba caminando meses.

 

[00:15:59.500] – Jorge

Le preguntamos de dónde venía y nos dijo que venía de Australia, que había hecho el camino o había recorrido caminos a lo largo de su vida, y me acuerdo era muy chistoso porque nos hablaba de muchos países. Yo iba caminando con un chico, bueno mi amigo, que es un sobrecargo de British airways, que pues ha viajado a 70 países, y este señor conocía 100 países, no, Entonces es la referencia del viaje.

Pero además del viaje a pie. Un nombre que había recorrido las minas en la ex Unión Soviética, un hombre que había caminado en países asiáticos. Y todos los países que él conocía lo referenciaba por unas cervezas, o sea, él se acordaba de los nombres de las cervezas, y ese día, Wanda, él estaba lastimado de un tobillo y iba muy lento, y decidimos caminar con Paul. Cuando terminamos de acompañarlo al albergue donde él llegaba y nos aseguramos de que él estuviera bien, nos invitó a una cerveza para variar, y tomándonos la cerveza nos dijo: saben qué muchachos, en varios meses que llevo caminando es la primera vez que alguien Camina conmigo todo el recorrido, porque yo voy demasiado lento, quiero invitarles una cerveza.

Nunca olvidaremos ese día de Paul, y yo me puse a pensar que quizás, Paul un día, me dije, dónde estará su familia sus hijos, quizás Paul algún día partirá de este plano caminando y esa es una de las experiencias que nunca voy a olvidar.

 

[00:17:48.100] – Wanda

Wao, ¡qué profundo!

 

[00:17:48.200] – Jorge

Sí, muy especial, y permíteme decirte que hay otra experiencia para recuerdo con especial cariño, de pronto, ver el cielo estrellado, ver la vía láctea y pensar en mi padre, que por cierto nos dejó hace casi un poco más de 2 meses, papá partió  tambien de este plano, y yo recuerdo mucho esa noche, sintiendo a papá en las estrellas, en las constelaciones, él era astrónomo y, pues, es como que ahora que partió puedo saber, y cuando vuelva a ser el Camino, lo sabré nuevamente que él va acompañándome con las estrellas, en el camino de las estrellas.

 

[00:18:36.600] – Wanda

Wao, eso es muy profundo y espiritual, y yo creo que esa es una de las razones por las cuales la gente vuelve una y otra vez al  Camino de Santiago.

 

[00:18:49.150] – Wanda

Y, bueno, para finalizar Jorge, me gustaría preguntarte ¿volverás al Camino? Hay alguna nueva ruta del camino a la  vista, quizás una nueva. Ya sé que has estado en el Camino Francés, el Camino Aragonés, cuéntame.

 

[00:19:09.700] – Jorge

Sí, claro que sí, Wanda, las veces que haga falta. Más aún me doy cuenta que el Camino de Santiago es la continuación del camino de todos los días. En realidad es un gran camino que inició conscientemente poco después de que nos dimos cuenta que estamos en este en este mundo de niños y que seguirá hasta el último día en que estemos aquí en esta tierra. Seguirá aquí en la tierra porque es un camino infinito. Sabes que he pensado que, y mi hija me lo dijo hace poco: papá cuando tú mueras, qué haremos con tus cenizas, dije no sé quizás una montaña y me dijo, qué tal si la llevamos al Camino de Santiago le dije, eso me encanta, o sea que, imagínate con eso te respondo mucho. Probablemente, mis cenizas o parte de mis cenizas descansen a lo largo del Camino de Santiago algún día.

 

[00:20:07.600] – Wanda

Jorge esa es una pregunta y me encanta que puedas expresarlo de esa manera tan natural, porque al final así es como debería de ser todos llegaremos allí en algún momento de la vida. Pues muchísimas gracias por esta entrevista tan especial, por compartir tu experiencia con nosotros yo estoy segura de que la gente que no conoce el Camino después de escucharte se animarán a conocerlo.

 

[00:20:38.530] – Jorge

Si, Wanda, yo te agradezco mucho y, sí, es una de las experiencias más hermosas que he tenido en mi vida. Es una de mis experiencias, pues más ricas en términos de darme cuenta de tantas y tantas cosas y creo que conforme vuelva al Camino, lo haré más silenciosamente. Dice por ahí uno de los grandes místicos de la iglesia de cristianos, San Juan de la Cruz dice que las condiciones del Pájaro Volador son 5 que vuela lo más alto, una, que no sufre de compañía aunque sea de su propia naturaleza. Que canta suavemente. Que pone el pico al aire. Y yo creo que conforme yo regrese al Camino será siempre así, cantando suavemente, observando, estando atentos si para el día en que me toque partir de aquí. Veo ahora que hablas de la muerte la veo como como parte del Camino, parte de un hermoso camino, y cuánto más cuando ya nos esperan seres tan hermosos que están allí adelantándose un poco en el camino de la vía láctea. Muchas gracias Wanda por tu tiempo, muchas gracias por tu persona y por tu vibración.

 

[00:22:11.000] – Wanda

Muchísimas gracias a ti, Jorge.

 
 
 

Abraza el Camino en 2021!

Escapa del encierro y vuelve a conectarte con la naturaleza.

Deja que el Camino te transforme.

Itinerarios flexibles traslado de equipaje icono Traslado de equipaje bed icon Hoteles especialmente seleccionados

Contáctenos



About Camino Talks
Camino Talks is a collection of interviews about the famous Camino de Santiago. We talk to the people that make it so special and share their stories with you. By Follow the Camino
29th junio 2020

Don't forget to share this post!

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail



Suscríbase a nuestro blog

Manténgase al día con las últimas noticias, eventos y seminarios web de Camino.
Suscribirse